CARBÓN

 

Carbón es un macho de tamaño mediano. Es un setter muy alegre y confiado.

Nos avisaron unos vecinos de que había un perro negro en muy mal estado por el que estaba la comunidad dividida, unos lo intentaban ayudar, mientras que otros trataban de echarlo de allí, les daba miedo que tuviera sarna por el mal aspecto de su piel. A los vecinos que querían socorrerle les era imposible hacerse cargo de él, así que buscaron ayuda en nosotros. Cuando llegamos nos encontramos con lo que hubiera sido en algún momento un perro precioso, alegre, con un brillo en los ojos que se le estaba apagando poco a poco, aún así nos movía la cola de forma amigable. Vino con nosotros sin oponer resistencia, quería ser ayudado. Cuando llegamos a nuestro veterinario le hicimos unos análisis y dio positivo en leishmaniosis, una enfermedad infecciosa transmitida por un mosquito pero que no es contagiosa entre perros que si no se trata puede llegar a ser mortal, ya que se extiende por los órganos; uno de sus síntomas es la pérdida de pelo y lesiones en la piel. Está ya en tratamiento, pero le queda todavía bastante para volver a ser el precioso perro negro que en algún día fue y, que con suerte, le encontremos entre todos una familia para toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *